Un ventanal de una vivienda de calles 23 y 40 apareció roto, aunque no lograron ingresar en la casa. La vivienda pertenece a una familia de Tres Arroyos que no se encontraba en Claromecó. Fueron alertados por un vecino que observó la rotura, y viajaron hasta aquí.

En el ingreso a la localidad, les consultaron el motivo de la visita a Claromecó, por lo cual le comentaron a la policía el suceso. El efectivo policial los acompañó hasta la vivienda, que constató el vidrio roto, pero ningún faltante en la casa. Efectuaron la correspondiente denuncia, y cambiaron el vidrio.

En el vidrio y en en cercanías del ventanal se observaron restos de sangre, es decir que la persona que intentó ingresar evidentemente se cortó al romperlo.

En este caso, la participación de los vecinos de 23 y 40 fue fundamental para alertar a los propietarios, y tal vez evitar un robo.

2 respuestas

  1. Sr delegado municipal Lamberti no puede ser que tres policias de dediquen a conservar el orden y los robos en Claromeco una verguenza total con los impuestos que pagamos??????

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *