Radio Comunidad Claromecó

Alan Lamberti, instructor de incendios forestales

Alan Lamberti, instructor de incendios forestales

El bombero claromequense ya puede certificar y dictar cursos.

Alan Lamberti recibió en forma reciente la certificación, que le permite a su vez dictar cursos y certificar sobre incendios forestales. El bombero claromequense habló de unificar criterios y «hablar el mismo idioma», como objetivo de todas las federaciones de bomberos.

En diálogo con la RCC, Lamberti comentó que «la certificación nos avala a nosotros como instructores, para certificar combatientes de incendios forestales. A partir del año que viene podremos dictar cursos de combatientes de incendios forestales«.

Explicó en torno al tema que «esto se empezó a hacer desde mayo, nos llevó todo el año armar el manual. Todo lo que conlleva un curso. La idea es empezar a certificar en toda la provincia, para el día que tengamos un siniestro poder formar las brigadas y hablar todos un mismo idioma«.

Más adelante informó que «la Provincia de Buenos Aires tiene tres federaciones de Bomberos. La idea es unificar criterios porque nos toca trabajar juntos, con Policía también. Empezar a trabajar de la misma forma, pero adquiriendo nuevos conocimientos y hablando todos el mismo idioma. Empezar a conocernos, porque cada vez está más complicado el tema de incendios forestales, y cada vez son más».

«Nosotros tuvimos un encuentro presencial en mayo, en Tapalqué. Los referentes de cada federación, de nuestra región está Martín Goycochea que es bombero de Pringles y yo. Tuvimos una reunión con la Federación de Defensa Civil, en la parte Pedagogía. En septiembre tuvimos encuentro en Balcarce, ahí se terminaron de pulir muchas cosas, y terminamos de lograr una parte importante. Después seguimos online hasta fines de octubre, donde nos aprobaron todos los cursos«, añadió.

Riesgo de incendios

Lamberti advirtió sobre los riesgos de incendio forestal que se avecinan en esta temporada próxima a comenzar. Señaló que «los últimos años vemos que las precipitaciones son menores, la carga de combustible es mayor. Nosotros le decimos combustible al pasto y las ramas que hay en los montes, predispuesto a arder. Con el aumento de la temperatura ese combustible va a perder contenido de humedad, y se va a predisponer a que ante el menor descuido podremos tener un incendio que se va a propagar rápidamente«.

También indicó que «una tormenta eléctrica puede producir un incendio. El 95% de los incendios está producido por la mano del hombre, pero existe ese 5%. Y nos ha pasado. Hace poco tiempo tuvimos diferentes focos producidos por eso, y después la misma lluvia los apagó«.

Poca lluvia

Sobre la sequía existente, añadió que «en meteorología, estamos transitando por una Niña, que va a estar establecida en esta zona hasta febrero o marzo. Esto es escasez de lluvia, estamos muy por debajo de la media de precipitaciones. En las últimas semanas nos dio un poco de alivio. Pero eso no quiere decir que se haya ido la sequía. Estamos entrando en época de cosecha, que eso aumenta los riesgos de incendio».

El instructor hizo hincapié en la prevención, fundamental en estos casos. Dijo que «siempre recalcamos el tema de la prevención. Podas, tener un pasto corto, un riego si es que se puede. Todo eso nos ayuda a nosotros. La gente se ha concientizado mucho después de los últimos grandes incendios».

Cartelería

Anunció así mismo que «hace unos 15 días tuvimos una reunión con Julián (su hermano, director del Organismo Descentralizado), para hacer carteles para prevenir riesgo de incendios. Con números de teléfono de Bomberos bien visibles, señalización en Dunamar, folletos e imanes con teléfonos de emergencia y demás».

Dunamar

Uno de los mayores peligros se encuentra en el Barrio Parque Dunamar. Porque en caso de desatarse un incendio, el mismo sería el denominado interfase. Es decir, incendio forestal, pero en una zona urbanizada. Lamberti explicó que «en Dunamar tenemos el problema de interfase, es decir, un incendio forestal con planta urbana. Son los incendios más complejos porque tenemos personas, casas, bienes, eso lleva más trabajo. Cuanta más prevención tengamos estaremos más preparados. Dios quiera que eso nunca pase. La idea no es generar pánico, pero el riesgo está. En la Estación Forestal hay vegetación, pero en Dunamar tenemos viviendas y vegetación».

Sostuvo al respecto que «recomendamos poder limpiar los techos y canaletas de pinochas de pino. Tener el pasto corto. Podar los pinos hasta una altura de unos tres metros. Todo eso genera que no haya continuidad de combustible, como en la salamandra, si no están los tronquitos juntos, se apaga. Eso lo podemos hacer entre todos en nuestra casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS