Radio Comunidad Claromecó

Alcides Morales, protagonista de la Operación Rosario

Alcides Morales, protagonista de la Operación Rosario

El desembarco y la bandera argentina en las islas Malvinas.

Visitó Claromecó el suboficial primero retirado Alcides Morales, uno de los protagonistas de la denominada «Operación Rosario». Ni más ni menos que el desembarco argentino en Malvinas, el 2 de abril de 1982. Morales estaba a cargo en ese momento de Buzos Tácticos, y fue uno de los que tomó las islas aquella madrugada.

En su motorhome en la que recorre distintos lugares del país, y junto a su esposa, charló con la RCC. Recordó que «en ese momento uno tenía que cumplir una misión, no era consciente que estábamos entrando en los libros de historia. Eso se empezó a ver con el tiempo».

Manifestó que se enteró tan sólo unas horas antes del desembarco argentino en Malvinas, como la gran mayoría de quienes lo protagonizaron. Destacó que su misión esa establecer cabecera de playa con los buzos tácticos, y de esa manera permitir la avanzada argentina sobre las islas. Agregó que «luego de esa misión, volví al continente, y de allí me enviaron al sur, para controlar un posible ingreso de tropas chilenas, puesto que Chile fue uno de los únicos países latinoamericanos que condenó la recuperación de Malvinas. Aliados con sus amos del norte (Estados Unidos)».

Morales fue capacitador de la Armada Argentina, incluso varios de sus alumnos lo acompañaron en la Operación Rosario. Durante la charla recordó que hasta 1982, eran casi 150 años de usurpación inglesa en las islas. Recordó la figura emblemática del Gaucho Rivero, un peón de campo que resistió aquella toma en 1833. Acompañado de otros 5 hombres, Rivero tomó la vivienda del entonces gobernador de las islas Luis Vernet, y durante cinco meses hizo flamear la Bandera Argentina en aquel territorio ya usurpado por los británicos.

Alcides también habló de la posguerra y sus consecuencias. Manifestó que en un primer momento los ex combatientes no eran bien vistos por la sociedad, pero que con el tiempo ese concepto cambió.

Destacó finalmente que para él, «no fue una derrota, sino una rendición. Ya no teníamos armamento y teníamos las tropas diezmadas», sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS