Radio Comunidad Claromecó

Desde Bélgica a Claromecó buscando lazos familiares

Desde Bélgica a Claromecó buscando lazos familiares

Cid y Cecil llegaron a la localidad, exclusivamente para buscar descendientes de Haydee Torres.

Esta nota es inevitable que la escriba en primera persona. Por los lazos familiares, y por la forma en que se dio, pura casualidad. Yo estaba operando ese día a la mañana, suplantando a mi compañera Andrea Carrera que ese día tenía que viajar. Algo que sucede a lo sumo dos veces en un año, no más que eso.

Terminado el programa, y a punto de cerrar la radio en el turno mañana, veo que se cruzan dos personas. Empiezan a mirar el frente de la emisora, como queriendo preguntar algo. Les hablo, y me doy cuenta inmediatamente que se trata de extranjeros. Pensé que buscaban alguna información relacionada a Claromecó, circuitos turísticos, la playa, lo que suele preguntarse en estos casos. Pero no, su pregunta me impactó realmente. Me dijeron que estaban buscando descendientes de Haydee Torres de Fuente.

Enseguida caí en la cuenta. Por los relatos familiares que siempre escuché, había un hermano de Haydee, llamado Pepe, que se fue a vivir a Bélgica. Les pregunté si eran de ese país, y me respondieron que sí. Se cerró el círculo. Ahí nomás me comuniqué con mi señora para que viniese inmediatamente a la radio.

Pasemos en limpio. Mi esposa es Ana Linda Fuente, hija de Juan Carlos Fuente y Marta Eveleens. Tiene dos hermanas, Virginia y Elisa. La abuela de mi señora era Haydee Torres, casada con José Fuente. Fueron padres de tres hijos, Juan Carlos (Cano), José Miguel (Churro) y Haydee (Negrita). Los sobrenombres suelen ser más conocidos que los nombres propios en Claromecó.

Haydee Torres y José Fuente

De Amberes a Claromecó

Estos chicos buscaban descendientes de Haydee, hermana de Pepe, el abuelo de Cid Van Veerdgem. Él llegó a a la Argentina con su pareja, Cecil Dirix. Ellos viven en Amberes, ciudad del norte de Bélgica, sobre las márgenes del Río Escalada. Planearon este viaje durante varios años, y la pandemia lo pospuso obligatoriamente en los últimos dos.

Pero llegó el momento, y emprendieron la aventura. Llegaron a la Argentina, y además de conocer distintos lugares del país, su objetivo eran dos localidades puntuales: Claromecó y De La Garma, la ciudad natal de Haydee y Pepe Torres. Luego Haydee se casó con José y se vinieron a vivir a Claromecó.

Tras la recorrida por De La Garma, llegaron a esta localidad. Les habían dado el dato que pregunten en la RCC, y hasta la radio llegaron. Una verdadera sorpresa para toda la familia. El encuentro se produjo en la misma emisora, se sumaron Ana y Elisa Fuente, Haydee, y mi hija Priscila Menéndez. Más tarde se encontraron con otros familiares. Por videollamada hicieron contacto con Laura Cornell, sobrina nieta de Haydee y Pepe. Luego ellos se encontraron en Buenos Aires.

Cid vivió siempre muy consciente de sus antepasados argentinos. Tuvo un contacto estrecho con su abuelo Pepe, una de sus hermanas lleva por nombre Haydee. Cuando Pepe enfermó, y su memoria comenzó a fallar, sólo hablaba en castellano, y mencionaba permanentemente De La Garma y Haydee. Con esos datos creció Cid. Ya adulto, se propuso reconstruir la historia familiar. Con el gran apoyo de Cecil, cumplieron el sueño, contactaron en persona a sus familiares. Pudieron reconstruir el recorrido de Pepe y Haydee Torres. Establecieron finalmente los lazos.

Encuentro familiar, no faltó la cerveza Stella Arotis, de origen Belga

Cid y Cecil se quedaron un par de días en Claromecó, mantuvieron encuentros con la familia Fuente-Torres. Visitaron el Faro, la playa, y otros puntos de Claromecó. Cid comentó que mantiene muy vivos sus lazos argentinos. Mencionó que escucha música de Soda Stéreo, por ejemplo. Y dio un dato revelador: en el Mundial hincha por Argentina, más que por Bélgica. Contó que toda su familia se viste de celeste y blanco para los partidos, con camisetas, banderas, y todo el ritual habitual como se está viviendo ahora mismo, en plena Copa del Mundo.

Al momento de escribirse esta nota, están partiendo de regreso a Bélgica. Ya en Amberes, continuarán en contacto con su familia de Claromecó. Y cada vez que juegue La Scaloneta en el Mundial, del otro lado del mundo, habrá una familia que vibrará con la Selección igual que nosotros. Una familia que además recordará con cariño a Haydee Torres, y sus descendientes de Claromecó.

Pepe Torres (izquierda), y señora (derecha), junto a una sobrina

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS