Radio Comunidad Claromecó

  TRENDING

El biólogo marino Gabriel Francia habló sobre la aparición de fauna marina muerta en la costa

El biólogo marino Gabriel Francia habló sobre la aparición de fauna marina muerta en la costa

En los últimos 20 días se dio el caso de la aparición de especies de fauna marina muertas en la costa.

Una falsa orca, que se intentó reingresar al mar sin éxito, luego un tiburón azul, y recientemente una ballena jorobada. Estas apariciones se dieron siempre hacia la misma zona, hacia el este de la localidad. A raíz de este fenómeno, quedó conformado un grupo de rescate de fauna marina, con el aval de la Secretaría de Gestión Ambiental del Municipio. Dicho grupo cuenta con asesoramiento del experto Sergio Rodríguez Heredia.

Gabriel Francia

En la RCC contactamos al biólogo marino Gabriel Francia. Oriundo de Tres Arroyos, vivió muchos años en Claromecó. Actualmente reside y trabaja en Costa Rica. Francia encabezó en su momento el rescate de una ballena que había varado en cercanías del Arroyo Claromecó. También recuperó el esqueleto de otro cetáceo que apareció muerto en la playa, cuyos huesos pueden observarse actualmente en el Faro Claromecó.

Desde Costa Rica, donde ha seguido las noticias de estos ejemplares que han aparecido, Gabriel Francia dio su visión del fenómeno. En principio describió al animal, expresando que «es una ballena jorobada. Ellas migran prácticamente de polo a polo. Son rorcuales, del mismo grupo de cetáceos como el que llevamos al Faro. Y las verdaderas ballenas, son las que no tienen los surcos ventrales, las rayas que se ven en la garganta. La más común de esta especie es la ballena franca, que es la que se ve en Claromecó».

Agregó al respecto que «tiene aletas laterales, que serían los brazos modificados de los mamíferos. Son muy grandes. Los demás rorcuales tienen aletas más chicas y elípticas, esta tiene callosidades. Al igual que otras partes del cuerpo, eso tiene una función muy interesante en la natación. No es blanca, en realidad se la ha desprendido la epidermis, porque evidentemente lleva mucho tiempo muerta, y las capas inferiores son claras».

Corrientes de deriva

El biólogo marina sostuvo que «hay varias zonas de la costa que he observado salida de animales. Sobre todo salen especies con muy poca movilidad, porque están en agonía, flotando. O ya están muertos. Hay corrientes de deriva costeras, y hay lugar donde estos animales salen. Uno de esos lugares es el Segundo Salto y Medio. Y otro sector es antes y después del Caracolero. Son lugares donde habitualmente el mar saca cosas a la costa».

Comentando su experiencia, dijo que «allí hemos encontrados tortugas y otros cetáceos, que son parte de la captura incidental de la pesquería. Por ejemplo, la franciscana, que son delfines más chicos. Son capturados accidentalmente por los barcos pesqueros, y son arrojados al mar, van flotando y aparecen en estas zonas».

Recordó también que «hubo años que salían muchos lobos marinos muertos, que probablemente los mataban porque les molestaban las redes. Cada año tiene su característica. Hay que ver cuántas ballenas aparecieron, cuántas tortugas y demás. Respecto de este tema, donde aparecieron tres animales en 20 días, es muy poco en relación a lo que tendría que aparecer. Si es que todo apareciera en la costa. Todo depende que esos objetos flotantes que están a la deriva, sean arrojados por una corriente. Hay una tendencia a una deriva, por eso hacia algunos sectores no se encuentra arena, y hacia otros se deposita esa arena. Y eso también puede cambiar».

Análisis de cada especie

Francia también señaló que cada especie merece un análisis diferente. Expresó que «por ejemplo, si en invierno hay una tortuga marina, que es un reptil, que necesita sí o sí calentar su cuerpo en el trópico. Ahí hay algo raro, porque ese animal no tendría que estar allí, no es que venía moribunda. La época no es la correcta. Hubo un año que encontré unas 6 tortugas, algunas analicé yo y otras las mandé a analizar. Todas tenían plástico. Ahí nos damos cuenta que el problema era ese. Que al ingerir plástico no tenía proteínas para sobrevivir, y terminaba saliendo a la costa a morir.

El biólogo marino subrayó así mismo un error frecuente que se comete con las tortugas. Puntualizó que «cuando aparece una tortuga viva en la costa, la gente tiende a devolverla al mar, y en realidad salió porque tiene hipotermia, porque el agua está muy fría, y está buscando el sol para calentar su cuerpo. Lo ideal sería ingresarla en una pileta con agua tibia».

Entre mayo y julio

Otro aspecto a tener en cuenta es la fecha de las apariciones de estos animales. Mencionó Francia que «cada animal es diferente, esto lo hemos aprendido con el correr de los años. Todo depende del lugar, y hay distintas razones para lo que está ocurriendo. Otra cosa es que los varamientos de grandes animales se dan generalmente entre mayo y julio. Eso no es coincidencia. Habría que analizar porqué. Y también hay que decir que ahora hay mucha gente circulando por la costa, que ve estos varamientos y de hecho avisa. Yo recuerdo en la década del 80 haber hecho kilómetros por la playa, durante días, y no encontrarme a nadie. Es decir, antes también había animales muertos en la playa, pero no se veían, si preguntamos a viejos pescadores van a decir que han visto muchos».

Mayor conciencia

Francia destacó que en la actualidad la gente ha tomado mayor conciencia ambiental, y ante el avistamiento de fauna marina, se preocupa y da aviso. Expresó que «hoy en día hay otra conciencia y sensibilidad, y eso tenemos que aprovecharlo. La misma gente nos va marcando dónde aparece fauna marina. Pero no siempre hay que intervenir, a veces el animal sale porque está cansado, y una vez que se recupera reingresa al mar por sus propios medios. Y también está el caso del elefante marino Kó, que estuvo en el verano, que llegó a Claromecó para hacer una muda de pelaje. Por eso digo que cada caso es distinto«.

Volviendo al caso puntual de la ballena jorobada que apareció en el Segundo Salto, Francia aportó su opinión al respecto. Destacó que «en el caso de esta ballena, diría que está muerta desde hace días. Viene a la deriva y flota, porque las ballenas producen gases, entonces es normal que esto ocurra si hay condiciones de vientos y corrientes. De hecho la ballena cuyo esqueleto está en el Faro, apareció en ese mismo lugar. En un lapso de unos meses, aparecieron dos ballenas en el Segundo Salto, y después aparecieron especies más chicas, cetáceos pelájicos. La mayoría se hunde al morir por muerte natural, pero algunas como decía, flotan y aparecen en la costa».

Finalizó sosteniendo el biólogo marino que «actualmente ya no hay cacería de ballenas, por lo que la especie se está recuperando, y ocurren estas cosas, una muerte natural, y el animal por condiciones de clima y corrientes marinas, va a parar a la costa«.

4 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS