Radio Comunidad Claromecó

El Centro de Jubilados explicó los motivos para no alquilar el salón para fiestas

El Centro de Jubilados explicó los motivos para no alquilar el salón para fiestas

En nota con la RCC.

Como es sabido, la comisión directiva del Centro de Jubilados y Pensionados de Claromecó decidió momentáneamente no alquilar más su salón para fiestas particulares. Por ello explicaron en la RCC los motivos que los llevó a tomar esta determinación, al tiempo que sostuvieron que la medida es transitoria. Buscan que se forme una subcomisión que se encargue exclusivamente del tema.

Integrantes de la comisión directiva estuvieron en la radio, y comentaron que «nosotros hace siete años que estamos en la comisión, el salón se alquilaba muy poco, casi nada prácticamente. El lugar se amplió, se arregló la parte de atrás. El problema es que se ha alquilado y ha quedado sucio, faltan platos, vajilla, y nadie se hace cargo«.

Más adelante agregaron que «se decidió por los daños, por las cosas que faltan. Antes de alquilarlo hay que limpiarlo y acomodarlo todo. Uno entrega la llave, lo deja limpio y ordenado, para que la gente decida cómo arma las mesas y las sillas. Cuando termina la fiesta generalmente limpian la vajilla, pero también hay que limpiar la parrilla, sacar la ceniza, si armaste 18 mesas, hay que ponerlas en su lugar, volver a colocar las sillas. Todo eso debería encargar la gente que lo alquila, pero casi nunca se hace. El piso por lo general nunca se lava, los baños no se limpian. El cielorraso queda manchado con bebidas».

Múltiples actividades

Sostuvieron que prácticamente todo el trabajo de atención del salón se hace entre dos personas. «Jorge (Rasmussen) y su señora son los que se encargan de estar en el salón todos los días de la semana, porque básicamente es un Centro de Jubilados, tenemos 9 talleres de PAMI funcionando. Más el CEF y otros talleres particulares, también hay una iglesia que funciona una vez por semana. Hay que limpiar, abrir cuando vienen, dejar los elementos ordenados. Y encima de todo eso, atenderlo los fines de semana».

Añadieron que en algunas fiestas ha habido faltante de elementos de vajilla. Señalaron que «después de una fiesta hay que hacer un inventario de todo. La otra vez, por ejemplo había más de 100 platos, contamos y había 88. Hay que salir a comprar. Copas había 120, contamos y había 90″.

Subcomisión

Consultados sobre la posibilidad de cobrar un depósito previo ante roturas dijeron que «una solución sería pedir un depósito antes de alquilarlo. Esta gente que le cae mal lo que ha decidido el Centro de Jubilados podría acercarse y proponer alternativas. O formar una subcomisión y encargarse de limpiar, de controlar. Nosotros casi todos tenemos un promedio de 80 años, se nos hace difícil hacer ese trabajo todos los días«.

Destacaron que la medida es transitoria, y que la idea es formar un grupo de colaboradores que se enargue puntualmente del tema del salón. Explicaron que «tuvimos reunión de comisión, y figura en actas que es una medida transitoria. Si podemos armar una subcomisión de fiestas se volverá a abrir. Respetamos lo que ya estaba alquilado de antes, y si llegara a haber un evento comunitario de alguna institución, lo prestamos o alquilamos. Lo que hemos suspendido es el alquiler para fiestas particulares».

Escasa participación

Luego los jubilados expresaron la problemática que viven muchas instituciones, y que aumentó tras la pandemia: la escasa participación. «La última asamblea fue en noviembre del año pasado, y fueron sólo 13 personas. A duras penas pudimos armar la comisión, si no tenemos comisión no tenemos personería jurídica, y si no tenemos eso, no podemos funcionar. En todos lados pasa eso, terminan trabajando 3 o 4 personas, por eso la gente no se quiere involucrar«, enfatizaron.

Tras indicar que la medida afecta principalmente al Centro de Jubilados, ya que no alquilando el salón pierden de generar un dinero que lógicamente es importante, añadieron que «podríamos cobrar un depósito por limpieza y roturas, pero la gente se queja que es caro. Se comprometen a limpiar todo, pero no lo hacen. Lo ideal sería armar una subcomisión que se encargue únicamente de los alquileres, porque la gente que ya lo estaba haciendo se cansó de hacerlo».

También expresaron que hubo particulares que dejaron el salón en perfectas condiciones. E indicaron que quienes deseen acercarse para aportar ideas sobre este tema «estamos lunes y jueves de 10 a 12. 495920 es el teléfono. Ese es el horario administrativo, pero después por los talleres y actividades, en realidad estamos todos los días».

Centros de jubilados que han cerrado

Sobre el final de la charla volvieron a hacer hincapié en la escasa participación de la gente en las instituciones. Mencionaron que «después de la pandemia se han cerrado alrededor de 400 centros de jubilados en el país, por no poder formar la comisión y perder la personería jurídica. Esperemos que este año la gente concurra a la asamblea, y que no nos pase esto a nosotros«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS