Radio Comunidad Claromecó

El puma no volvió a aparecer

El puma no volvió a aparecer

El guardafauna Tito Gasverde estuvo en la RCC y llevó tranquilidad a la población. Dijo que seguramente huyó cuando ya nadie lo buscaba.

La aparición de un puma en las calles de Claromecó generó reacciones de todo tipo. Algunas personas lo tomaron como un hecho pintoresco, otros se preocuparon porque no le hagan daño al animal, y otros se asustaron ante la presencia de un felino de esas dimensiones.

 

El guardafauna Juan Gasverde estuvo en la RCC y llevó tranquilidad a la población. Dijo que «el puma es muy asutadizo, cuando ve a un humano huye, sólo ataca cuando se ve rodeado».

 

«En caso de encontrarse con uno hay que mantener la calma, no hacer movimientos bruscos, no correr ni trepar paredes, alzar a los niños para que no corran, mirarlo a los ojos y jamás darle la espalda», aconsejó Gasverde.

 

También sostuvo que en la zona de médanos alejados de Claromecó suelen verse ejemplares de este tipo. Señaló que «como en los campos cada vez vive menos gente, este tipo de animales, al igual que los zorros y los carpinchos, viene a la ciudad a buscar alimento. También puede ser una hembra que está buscando un lugar donde tener a sus cachorros».

 

Gasverde y los Bomberos Voluntarios montaron un operativo de búsqueda cuando comenzaron a difundirse los comentarios del avistamiento del felino. Sin embargo no pudieron encontrarlo. Destacó el guardafauna que «seguramente esperó agazapado o escondido en algún lugar seguro, esperó a que nos vayamos, y huyó hacia donde vive. En esta época que está llegando la gente del verano y hay más casas abiertas es muy poco probable que una situación así pueda repetirse».

 

También recalcó el guardafauna que «la gente suele temerle a los pumas, pero no le tiene miedo a los lobos marinos, al contrario, generalmente los quieren agarrar, y el lobo marino muerde muy fuerte cuando se siente invadido, y su mordedura es muy dañina porque tiene muchas bacterias en la boca, igual que su estornudo. En Claromecó tenemos mucha fauna, sólo que hay cuidar y respetar. No olvidemos que somos nosotros los que invadimos su lugar de hábitat».

Noticias relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias