Radio Comunidad Claromecó

Luna Suárez: «mis primeros shows fueron en Claromecó»

Luna Suárez: «mis primeros shows fueron en Claromecó»

La cantante con raíces tresarroyenses avanza en La Voz Argentina.

La Voz Argentina es el programa de televisión más visto del país. El certamen musical se encuentra ya en etapa de definiciones. El público pasará a dar el veredicto sobre quienes siguen en el show. Y en esa instancia está Luna Suárez, la joven de 20 años, con raíces tresarroyenses y claromequenses.

Luna es hija de la tresarroyense Natalia Furlan, y de Hernán Suárez, músico y fundador de la banda La Serena, que actuó varias veces en Claromecó en la década del 90. Los veranos de Luna siempre fueron en nuestras playas, las que conoce desde que nació.

Artísticamente también tiene una relación directa con la localidad. De hecho sus primeros shows fueron precisamente en Claromecó. Este último verano, sin ir más lejos, se estuvo presentando en varios reductos locales.

Luna habló con la RCC. De este presente mediático, pero también de sus orígenes y de la música en sus vida. «Tres arroyos y Claromecó significan mucho para mi. Mi familia es toda de tres arroyos, me apoyaron desde siempre. La mitad de mi vida la viví en Claromecó y Tres Arroyos«, expresó.

Desde muy chiquita

Luna no recuerda cuándo fue que la música se metió en su vida, porque en verdad estuvo siempre. Contó que «mi papá y mi tía tenían una banda (La Serena), mi mamá también cantaba. Crecí rodeada de música, yendo a ensayos. El arte estuvo dando vueltas desde que soy chiquita. Me di cuenta de empezar hacer lo que hacían mis viejos. A tocar el piano, experimentar yo. Como un medio de expresión».

Como también ha demostrado en el programa, Luna toca el piano. Al respecto afirmó que «aprendí de verlo a mi viejo, y que él me enseñe. Tenía un piano que la frase terminaba en el do. A los 13 fui a clases de piano. No me considero pianista, pero sé que puedo acompañarme«.

Sobre sus referentes, Luna comentó que son varios y variados. Mencionó que «descubrí hace años el blues y el soul, me encantó. Nina Simone es una referente que tengo en el pedestal. Amy Winehouse, James Brown, marcaron mucho el genero. De Argentina me gustan Cerati, Lisandro Aritimuño, Pedro Aznar. TAmbién Jorge Drexler de Uruguay, y en lo más actual Natty Peluso es muy buena».

Tempranamente, Luna supo que lo suyo era la música, y optó por ese camino profesional. Recordó que «la primera vez que me subí a un escenario fue en el coro de una iglesia. De repente estaba cantando con otras 30 voces, siendo ya muy chica me generó una gran potencia. Luego en actos de la escuela y empecé a descubrir que era lo mío. Las armonías, los coros. Desde mis 16 años es que lo decidí, empecé a tocar, a estudiar canto, a presentarme en eventos. Y se presentó esta oportunidad que me hizo pensar que puede ser un camino firme».

La Voz Argentina

El casting del actual ciclo de La Voz se hizo en 2019. Luego vino la pandemia, la cuarentena, y la salida al aire del programa se fue postergando. Añadió Luna que «fui al casting en 2019, porque lo vi como una oportunidad de poder mostrar lo que yo más amo que es cantar, y transmitir mis emociones con una canción. Me anoté, y fui a probar suerte. Uno va sin expectativas, no sabe lo que va a pasar. Luego el programa se pospuso y me llamaron este verano para ver si quería participar. Fue un flash, lo había dado por perdido«.

Luna, en una de las presentaciones en La Voz Argentina

Sobre su debut en el programa recordó que «lo que más vértigo me dio fue el estudio enorme, un sonido impecable, las luces. Había ido al ensayo, pero ya el día de la audición ya estaba metida en disfrutarlo y poder pasarla bien yo. Y vivir ese minuto y medio a pleno. Un poco que me olvidé, me di cuenta cuando se dieron vuelta (los jurados). Fue mucho disfrute».

Repercusión

Una de las características principales de este tipo de programas, es que los participantes pasan de ser desconocidos a tener relevancia, de un día para el otro. Literalmente. En ese contexto, están las redes sociales, donde la repercusión se palpa al instante, y donde siempre hay rebote positivo, pero también negativo. Hay que lidiar con los «hatters», las personas que ingresan en redes sólo a «bardear».

Manejar eso a los 20 años, no es fácil, sin embargo Luna se lo toma con calma. Señaló que «es muy loco, porque es un cambio radical, de un día para el otro, de repente. Pero bien, me gusta mucho saber que la gente se toma el tiempo de escribir un mensajito lindo, más allá del número de seguidores. Que la gente me transmita lo que le pasó con la canción que canté. Cuando salió la primera audición entré a mirar los comentarios, y había algunos comentarios feos, que en primer momento chocan. Siempre va a pasar que haya cosas negativas. Lo importante es quedarse con lo positivo«.

En la última gala, donde brilló, también tocando el piano

La familia de Tres Arroyos

Luna tiene a parte de su familia en Tres Arroyos. Sostuvo que «mis abuelos muy emocionados, mi abuelo es mi fan numero uno. Es hermoso que ellos puedan vivirlo, al igual que mi familia. También me acompañaron en los shows que pude hacer en Claromecó. Para toda mi familia de Tres Arroyos es muy lindo que me hayan podido ver«.

En Tres Arroyos y Claromecó, Luna dio sus primeros shows armados como tales, ya como cantante. Destacó que «en Tres arroyos participé de La voz de la City, que fue un concurso que estuvo buenísimo, tuve el privilegio de ganarlo. En 2018, en Classico Bar. Mis primeros shows fueron en Claromecó, ya un poco más armado. Fueron mis primeros pasos y siempre recibí mucho cariño. En La Esquina Chiflada, Mulder´s, en Il Ballo del Mattone. Este verano armamos una banda con Enzo Acosta, Darío Hiriart, Gastón Duvancell, Manu Zabalza. La pasamos muy bien.
Canciones de Michael Jackson, esta bueno abordar canciones muy clásicas, con alguna variación, ponerle mi sello».

Luna en la playa de Claromecó

Sueños

Pese a su juventud, Luna tiene los pies sobre la tierra. Pero también sueña. No precisamente con ganar La Voz Argentina, porque eso depende de muchos factores, pero sí de hacer experiencia y hacerse conocida. Ganar un reality musical no siempre es sinónimo de éxito asegurado. Por el contrario, casi siempre en este tipo de certámenes han trascendido más los que no ganaron, que aquellos que sí lo hicieron.

Luna dijo a la RCC que «sería mi sueño poder vivir de la música, sueño en grande, no sé que puede pasar. Mi intención tampoco es ganar el programa, sino hacer experiencia y mostrar lo que amo, y que de esto salgan otras oportunidades, ese es mi objetivo».

Agregó también que «no me quiero meter la competencia en la cabeza porque no es disfrutable. Con los compañeros no lo vemos como una competencia, estamos todos en la misma».

Finalmente indicó Luna que «mi sueño de chiquita es poder cantar con Abel Pintos. Y ver la aurora boreal, que no tiene nada que ver con la música. En mi espejo tengo una frase de Gustavo Cerati: «mereces lo que sueñas».

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS