Radio Comunidad Claromecó

  TRENDING

Roberto Bancur: «la pandemia ha generado un cambio de organización».

INCENDIO | Solicitan agua para los Bomberos

En el Día del Bombero Voluntario, el jefe del Cuerpo Activo de Claromecó Roberto Bancur dialogó con la RCC.

En referencia a cómo es ser bombero en pandemia, Bancur explicó que «como ha pasado en todos lados, esta situación de pandemia ha generado un cambio brusco de organización interna y operativa de Bomberos. Más allá que nosotros nos regimos por reglamento, una situación así no está contemplada«.

Destacó que «por eso hemos realizado protocolos de actuación, que hemos tenido que ir adaptando. Organizar la estructura para que el servicio siga funcionando, y para que las comunidades puedan seguir teniendo a Bomberos».

Vacunación

Una de las preocupaciones actuales de la entidad es que los efectivos puedan ser vacunados a la brevedad. Para ello deben ser declarados esenciales, cosa que aún no ha ocurrido. Sostuvo Bancur al respecto que «se está haciendo una gestión importante desde la Federación, con el Concejo Federal de Bomberos, y la participación de diputados. Para que nos consideren esenciales. Es una necesidad real poder obtener la vacuna. Nosotros el servicio lo tenemos que seguir prestando. Y en todas las emergencias, hemos tenido que implementar un protocolo COVID. Además del trabajo, tenemos que estar ocupados y preocupados por la pandemia».

No obstante destacó también que «por suerte, la baja cantidad de siniestros que hubo desde el año pasado a este en toda la zona, ha permitido implementar este protocolo de la mejor manera. Ha habido cuarteles que han tenido que cerrar ante la pandemia. Y ha habido también bomberos que han fallecido en otros lugares».

Una forma de vida

La clásica pregunta del Día del Bombero es justamente ¿Qué significa ser bombero? Dijo Bancur: «Es algo muy personal. Cada bombero lo siente de una manera distinta. El ser bombero ha sido una forma de vida. Que me ha llevado a lograr un montón de cosas, en el Cuartel, la Región y la Provincia. En lo personal me ha abierto un montón de puertas. Yo era una persona muy introvertida, y esto te empuja a ser un poco más dado, extrovertido. A poder dar una mano a la gente que lo necesita. Estar en momentos difíciles, con accidentes e incendios. Estas cosas van dando energías y cosas positivas».

Más adelante comentó que esta actividad de voluntariado no es para todas las personas. Explicó que «a uno puede interesarle ser bombero, pero una vez que ingresás, se nota quién va a ser bombero y quien no. Por ahí ingresan 20 y terminan 3. No es tan sencillo. Tenemos un sistema interno no muy conocido, que es muy militarizado. La carrera de bombero es muy larga. Para ser oficial jefe, demanda casi 15 años de estudio, alrededor de 60 asignaturas. Cada categoría lleva entre dos años y medio y tres años. Hay que estudiar mucho».

Cuartel y familia

Como se destaca siempre, el acompañamiento familiar es clave en la actividad bomberil. Subrayó Bancur que «el tiempo uno lo dedica entre el cuartel y la familia. Muchos bomberos han tenido problemas familiares por el cuartel. Por la responsabilidad y lo que el cuartel demanda. Por eso la gran necesidad del apoyo de la familia de uno».

Expresó también que «hoy mis hijos ya son grandes, y fueron entendiendo. Porqué no he estado en cumpleaños, en alguna Navidad, y hasta en algún egreso. En varias oportunidades lo han recriminado. Suena la sirena y no importa lo que uno esté haciendo. Pero también hay hijos, sobrinos y nietos de bomberos, que ven, se interesan y terminan siendo bomberos. Uno les va transmitiendo el sentido y la vocación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS