Radio Comunidad Claromecó

Se retiró una leyenda, el «Gallo» Claudio Messina

Se retiró una leyenda, el «Gallo» Claudio Messina

Bajada de la 36, tarde del domingo 7 de marzo de 2021. Un hombre ingresa en el mar, y a su salida recibe un cerrado aplauso. Hay emoción y lágrimas. Termina la actividad oficial de un guardavidas. Pero no es uno más. Se trata del más longevo de la provincia de Buenos Aires.

Con 70 años cumplidos, y 53 de servicio, el domingo se jubiló Alberto Claudio Messina, por todos conocido como el «Gallo».

Su nombre ya es leyenda en el salvataje de la región. Vivió todas las etapas posibles de la profesión de guardavidas. Desde que los servidores trabajaban para la Provincia, hasta que pasaron al Municipio. Desde la rosca al torpedo, y el más reciente suncho. De patrullar las playas hasta en un sulky, a hacerlo en camionetas 4×4 de última generación.

Messina se retira con 1035 salvatajes realizados. Orgullosamente dice que jamás presentó parte de enfermo ni llegó tarde. Nunca, en 53 años de trabajo efectivo. Fue guardavidas en Reta, Orense y Claromecó. También lo fue en varias piletas de Buenos Aires, incluso en una donde actualmente se encuentra La Salada. Fue el creador de recordadas competencias pedestres como «Corré con los Guardavidas», y «Contra Viento y Marea», esta última diseñada por Claudio para esta emisora.

No se guardó nada

En una nota imperdible con la RCC, el «Gallo» repasó toda su carrera. Fiel a su estilo, no se guardó nada. Recordó anécdotas, pero también dejó en Claro que su jubilación no le gustó para nada, y que se enteró de manera indirecta, y a pocos días del retiro. Dio nombres y apellidos, y los desafió a hablar cara a cara para ver quién dice la verdad y quien miente.

1968 fue para Messina el comienzo de todo. Expresó que «la culpa la tuvo un poco “Ralá” Collazos (actual conductor de CELTA TV), que me invitó a Claromecó, yo era un seco. Tenía 17 años, época de El Tucu. Llegamos a Claromecó, y salimos caminar por la playa, típico partido de fútbol, con pelota de goma. Le pegaron una patada fuerte a la pelota, fue a parar a un canal, y nadie se animaba a ir. Yo no conocía nada, pero me animé. Le dije a “Ralá” que le jugaba la cena y la entrad al Tucu si me metía. Era un día de viento norte, y me mandé, la pelota estaba cada vez más adentro. Fui a parar como a mil metros adentro, venían las ráfagas de viento y llevaban la pelota más lejos».

No se dio por vencido, ni esa vez ni nunca. Rescató la pelota Pulpo de las aguas, y a la salida, se peleó con los guardavidas de entonces. «Gallo» 100%. Nacía la vocación, y la leyenda. Continuó diciendo que «estaba el Negro Rondanina mirándome con los largavistas. Brajovich, que era el guardavidas que estaba a cargo, me estaba esperando a la salida. Me dijo que estaba loco, nos fuimos peleando hasta el tranvía, que era el parador de Rondanina«.

Gallo atento. Suncho en mano, vigilando el baño de la gente.

Salvar a un colega y amigo

Así la historia comenzó. Rememoró que «ese mismo año se hacía el primer curso, 1968 en Tres Arroyos. Se anotaron más de 90 y nos recibimos 15, entre ellos «Pebe» Viñes, Patricio Ferrario, «Chichón» Rodríguez, «Laucha» Milanesi, «Tero» Yané, Rondanina, «Gordo» D´eagostini, y el «Gordo» Sica. Ese me marcó, porque allá en Reta, cuando le tuve que salvar la vida. Se quedó en un banco de arena, lo saqué y le tuve que hacer masaje cardíaco, respiración boca a boca, durante 45 minutos, y le pude salvar la vida«.

Relató luego Messina que «ya recibido, fuimos a Reta. Éramos dos, Sica y yo, y después vino Maldonado, el policía, que patrullaba la playa con un sulky. Hoy tenemos toda la tecnología, cuando Chany Sapag era directora de Turismo trajo los primeros torpedos de Miami. Eran 10, puso plata de su bolsillo y algunos se los donaron. Fuimos los primeros guardavidas en usar los torpedos«.

De la Provincia al Municipio

Durante varios años el Servicio de Guardavidas dependía de la Provincia. Pero en 1972 pasó al Municipio. Recordó el «Gallo» que «yo arranqué en el año 68 dependiendo de la Provincia, cuando trabajábamos del 15 de noviembre al 31 de marzo, cuatro meses y medio. La Asociación de Fomento nos daba casa y comida. Después se empezó a desvirtuar todo cuando la actividad pasó a los municipios. En el Partido de la Costa, desde el 89 respetaron la ley, y de Necochea para acá no. Cada municipio tiene autonomía para decidir».

También habló de la evolución de los elementos de salvataje. Dijo que «antes, con la rosca era muy difícil, eran grandotas y pesadas. Después vinieron más livianas, pero al meter los cabos se partían. Un verano trabajamos con una rosca sana y todas las demás partidas».

Al agua. Lo último que hizo Messina antes de despedirse fue meterse al mar

No somos «Baywatch»

Messina dejó en claro cuáles son las funciones del guardavidas, cosa que inculcó de siempre a todos sus compañeros. Destacó que «a los que recién se inician, a los que hacen curso y recién se reciben. Nosotros siempre tenemos que estar un paso adelante. No nos ocupan para hacernos los «Baywatch» ni dejar entrar la gente a los canales. Esos que dejan entrar la gente a los canales deberían estar todos presos. A veces la gente piensa que uno reduce la playa, y no es así. Yo tengo un gran respeto por eso».

Enfatizó también que «podrán decir un montón de cosas de mí. Que me peleaba con la gente por los perros, con los que se mandaban a pescar en zona de baño o con vehículos, o los que sacaban almejas. Pero para eso me estaban pagando. Fui el pionero en decir que tenía que haber inspectores de playa, para que nosotros pudiéramos dedicarnos exclusivamente al agua. Esto es una pasión, y corre por la sangre«.

El retiro

La charla empieza a endurecerse. Messina contó el retiro, pero también la forma en que se enteró del mismo, justo cuando había fallecido su hermana. Mencionó que «ayer (domingo 7), me metí al mar para despedirme. El miércoles venía de enterrar a mi hermana, y el jueves vilmente me notificaron que no estaba en la lista, que no iba a tener continuidad hasta el 21 de marzo. Y los responsables son Bertoncello, Cuesta y Cordiglia».

Con emoción, también recordó que «hay chicos que los vi en la panza de la mamá, los vi crecer, y hasta el día de ayer los cuidé. Los últimos 13 años estuve en la bajada de la 36, somos como una familia».

Frontal

Volviendo al tema del retiro, Messina endureció su discurso. Enfatizó que «yo estuve un año de jefe, y al otro año no. Me cortaron la posibilidad de la jubilación como jefe después de 33 años de servicio. Yo soy así, legítimo y frontal. Esto que me han hecho es artero, si pensaban jubilarme, porqué no me dejaron estar hasta el 21 de marzo. Yo sigo en condiciones de trabajar, y ponen otra gente que no debería estar trabajando. El año pasado terminé yo de jefe porque se rajaron todos, y éramos personal indispensable».

Agregó también que «trabajé en Reta, en Orense, en Samoa, en Nahuel Epú, y ahora acá en la 36. Siempre trabajé con vocación de servicio, por la seguridad de las personas. Eso se ha perdido, ahora muchos trabajan por el mango».

Nuevamente Messina cambió el tono de voz, y recordó que «siempre trabajé por respetar la ley de guardavidas, que dice que tenemos que trabajar noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo. Esa ley salió hace casi 6 años, se aplica en todo el Partido de la Costa, pero acá no. Cuando subió este señor Bertoncello nos sacó 30 días de trabajo. El año pasado no me dieron una malla, y este año una remera, para 90 días. De una vez por todas se tiene que terminar esto. Siempre vamos en contramano. Hablar, hablan todos, pero hay que hacerlo con propiedad y documentación. Yo no tengo ningún muerto en el ropero. Dejen de joder y no me jodan más, porque hasta el último día me vienen jodiendo«.

Despedida. Junto a sus compañeros Gonzalo Barrio y Matías Rossi

Partero de su propia hija

Volviendo a los recuerdos, «Gallo» no duda en decir que «mi mejor rescate fue cuando fui partero de mi propia hija. En la puerta del hospital Santojani, porque venía y no había tiempo de ingresar al hospital. También me marcó lo del «Gordo» Sica, como dije. Ese día estuve peleando por la vida de él. Lo único que tengo es agradecimiento para toda la gente que me ha sabido querer, que me ha entendido».

Otra vez cambió de tono, y señaló que «siempre ha sido de buena leche. Cuando me han atacado siempre me he defendido, por eso he trabajado hasta ahora. Yo sé como defenderme. Dios quiera que este fin de semana toque tiempo feo, porque ha quedado una cantidad muy baja de guardavidas. No están pensando en la seguridad de las personas, si llega a haber una tragedia, se van a tener que agarrar. Los guardavidas tienen responsabilidades civiles y penales, porque son agentes municipales».

Tras agradecer a la radio por permitirle decir todo lo que siente, el «Gallo» Messina se despidió. Expresó que «pasaron 53 años desde que me recibí, y siempre con vocación de servicio. Muy agradecido por dejarme decir lo que realmente siento. Lo único que hago es reclamar algo justo. En 33 años en la Municipalidad, jamás pasé un certificado médico. Nunca llegué tarde, nunca me lesioné en la playa. Y terminé con 1035 salvatajes en mi carrera«.

Emoción y aplausos. Se retira Claudio Messina, el guardavidas más longevo de la provincia.

5 comentarios

  1. Genioooooo maestroooooo inigualable…excelente persona mi primer compañero guardavidas que me enseño todo de esta profesion.
    Gracias una y mil veces claudiooooo

  2. Somos de la bajada de la 36 y tal cual lo dice el gallo Claudio un ejemplo de guardavidas. Y con su presencia todos los jóvenes que se han ido incorporando.
    Nos hemos sentido siempre muy cuidados.
    Tal vez choque su forma de decir lo que piensa pero nadie puede reprocharle su profesionalidad y siempre un paso adelante para evitar atrevimientos de los turistas, sobre todo los que no conocen los canales de nuestro mar.
    Felicidades Claudio y disfruta de la jubilación!!!

  3. Bien gallo a disfrutar la playa sin obligaciones no sabía que habías estado en las pile de la salada nosotros íbamos del 81 al 86 tal vez eras bañero allá que piletas hermosas

  4. Claudio, simplemente, como amigo y guardavidas, una de las excelentes personas que pasa a ser leyenda, de Reta, y de Claromecó. Le deseo que disfrute de su retiro .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS