Radio Comunidad Claromecó

  TRENDING

Trybuchowicz dejó de ser concejal, y acusó de falta de ética al Pro

Trybuchowicz dejó de ser concejal, y acusó de falta de ética al Pro

Desde este mes de mayo Claromecó ya no cuenta con un representante en el Concejo Deliberante. Alejandro Trybuchowicz fue reemplazado en la banca de Juntos por el Cambio por Carolina Elisiri.

De acuerdo a los resultados de las elecciones legislativas de 2017, era Elisiri quien debía asumir. Esto tras el alejamiento de Matías Meo Guzmán, quien dejó de residir en Tres Arroyos.

En aquel entonces Elisiri rechazó la propuesta para reemplazar a Meo Guzmán, argumentando que la función no era compatible con su trabajo como docente. Fue entonces que asumió Trybuchowciz, quien supuestamente ocuparía la banca hasta este 2021, año en que finaliza el cargo ganado por Meo Guzmán en las elecciones.

Ahora Elisiri se jubiló de la docencia, y aceptó ocupar el lugar en la concejalía, hasta fin de año donde vence el mandato. Por lo tanto desde esta primera semana de mayo, fue ella quien ya ocupó el lugar y comenzó con la labor legislativa.

Pero según indicó Trybuchowicz públicamente, nadie le avisó que cesaba en su mandato. Ni Elisiri ni las autoridades partidarias que en su momento lo convocaron para formar parte del espacio político. En una carta pública, y en duros términos, el ahora ex concejal realizó un balance de los proyectos que presentó, y se lamentó de tener que irse de esta manera. Acusó a las autoridades de su partido de falta de ética y de respeto, por no avisarle de este cambio. Dijo que se enteró del mismo a través de los medios.

Carta de Alejandro Trybuchowicz

En 2017 acepté ser candidato a concejal a propuesta del espacio político Pro. Propuesta que anteriormente se me había hecho para incorporarme para militar políticamente. Pero me había negado, por ocupar la presidencia de la Sociedad de Fomento de Dunamar.

Desde el primer momento de firmar ese compromiso, sabía que si me tocaba ocupar el cargo debía dejar mi trabajo personal por incompatibilidad horaria. Ya que al residir en Claromecó era poco el tiempo que me quedaba. Aclaro que desde muy joven me dediqué a la construcción hasta estos días, combinándolo con un emprendimiento familiar del rubro gastronómico.

El desafío de ser concejal lo tomé con absoluta responsabilidad y respeto. Como lo hice en toda institución que trabajé, sociedades de fomento, de Colectividades, Museo.

Eran 4 años que en el momento que me tocara resignaría mi trabajo para ocupar el cargo. El camino emprendido terminó hace unos días. Me voy con el convencimiento de que el desafío valió la pena. Entendí y entiendo que la política es una herramienta de trabajo que se construye con disenso de ideas pero con objetivos en común. No comparto la política destructiva, la de choque, la de oportunismos, somos empleados del voto de confianza que nos da la gente, y a ellos debemos rendir la prueba.

Después de Daniel Chedrese he sido el segundo concejal que tuvo Claromecó. Cosa difícil que las localidades tengan representación y defiendan sus intereses.

Muchos proyectos de ordenanza en mente surgieron y se aprobaron para Claromecó, otros quedaron para que puedan ser impulsados. Tengo la satisfacción de ser el concejal del espacio político que representé que más proyectos de ordenanza presenté. Muchos de ellos para la generación de trabajo, otros temas ambientales muy ligados a la localidad.

Como las zonas recreativas en Dunamar, la prohibición del tránsito vehicular durante todo el año en las zonas balnearias. El control de las perforaciones de pozos de agua con la capacidad de extracción de cada bomba, de su localización, un problema que la localidad tiene a corto plazo.

Pedimos el estudio hidrogeológico de los acuíferos y de la capacidad de recuperación que tienen ante tanta colocación de bombas sumergibles.
Presenté un proyecto para que los pluviales naturales no desemboquen hacia el mar y produzca la erosión de la playa en los lugares céntricos.

Cómo trabajar seriamente con profesionales para que la basura que llega a nuestra costa por el arroyo. Se pueda hacer un proyecto serio para que no siga contaminando nuestro fondo del mar y la arena. Otros, como la generación de una fábrica de briquetas en Tres Arroyos. El aprovechamiento de la basura y de los barros cloacales para generar una planta de biogás.

El aprovechamiento de los envases pet para la creación de ladrillos ecológicos. Eso es algo de lo que tiene que ver con medio ambiente. La peatonización como modalidad de recorrer la estación forestal, permitir el ingreso de vehículos sólo hasta la zona del campamento scout y la zona de actividad física, priorizar la bicicleta, la caminata en las zonas donde los incendios devastaron el Vivero y permitir la regeneración natural. La creación de circuitos turísticos históricos en el partido de Tres Arroyos.

La denominación de la plaza Amelio Darcangelo en barrio Médano Verde.
La creación como patrimonio cultural a la pesca artesanal de Claromecó y muchos proyectos más.

Hace más de una semana me entero por medios periodísticos mi remplazo como concejal. En ningún momento la concejal entrante me llamó para comunicarme que tomaría el cargo. Que se negó a tomar hace casi tres años por incompatibilidad laboral. Hace unos días le llegó su jubilación y tomó el cargo.

Ni el presidente del PRO se comunicó conmigo en tiempo para que yo me vaya acomodando nuevamente a mi actividad. Hasta el día de hoy sólo fueron silencios, indudablemente la ética , el respeto y la comunicación fallaron…

Quizás está no sea la forma en que debía dejar el cargo. Los silencios son mucho más ofensivos que las palabras.

Me voy con la moral alta y valoro el respeto de otros compañeros de fuerzas políticas, a ellos mi agradecimiento. La política se enriquece cuando cada uno respeta la idea del otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICAS